Todo sobre "obsesión"

La obsesión por el cuidado del pelo

El pelo o pelo comúnmente lo llamamos puede ser uno de los atributos mejores cuidados en la mujer y en el hombre. Por lo general le proporcionamos un poco de atención en su cuidado, apariencia y conservación. Sin embargo debemos evitar en caer en la obsesión por el cuidado del pelo. Cuando todo era perfecto en el cuidado del pelo Desde pequeños nos enseñaron a lavarnos el pelo, a peinarlo con cuidado, a recortar las puntas y uno que otro peinado. En el caso de los hombres la tarea resultó más simple de lo pensado y el resultado fue en el peor de los casos lavarse cuando el pelo cuando esté sucio y hacérselo recortar cuando esté grande. Hasta ahí, todo perfecto. Sin embargo en algunas personas algo logra cambiar esta rutina por algo nuevo y distinto sin encontrar un final. A esta condición podemos llamarlo como la obsesión por el cuidado del pelo. Inicio de la obsesión Para algunos, todo comenzó con pequeños signos propios de la edad, herencia genética o algún problema en la piel (cuero cabelludo). Algunos de estos puntos claves que desencadenaron la obsesión por el cuidado del pelo fueron: caída de pelo, caspa, canas, horquillas, sequedad, seborrea, etc. Lo que sigue es una obsesión por probar de todo cuanto encontremos para aplicarlo sobre el pelo. Esta obsesión puede llegar a tal punto de no esperar resultados de algún tratamiento, receta o recomendación para probar otro muy distinto y supuestamente para lo mismo que deseamos....