Todo sobre "cuidado de mano y pies"

Magia en sus pies y manos con manicura y pedicura desde su propia casa

La gran mayoría de los centros de spa también ofrecen los servicios de manicura y pedicura que se encargan del cuidado especial de pies y manos. Sin embargo usted también puede prolongar este tratamiento recibido, desde su propia casa y no esperar que sus manos y pies, sobretodo las uñas, lleguen a perder del todo su atractivo. Para lograr nuestro cometido repasemos algunos cuidados que se imparten en los spa. Cuidado de pies Siempre comience con los pies en lugar de las manos. Esto por razones obvias, ya que de lo contrario terminará haciendo doble trabajo. Recomendamos que no comience con el recorte de uñas, en su lugar ponga a calentar un poco de agua, échele un poco de sal y unas rodajas de limón. Mientras tanto remueva el esmalte que tenga en las uñas. Luego sumerja los pies en el agua por espacio de 15 minutos, mientras lee o mira la televisión o escucha un poco de música. Transcurrido este tiempo, séquese bien los pies y con una piedra pómez comience a eliminar toda aspereza y callosidad de manera firme y pareja. Sobretodo en los talones y sobre los dedos meñique y pulgar. Ahora el trabajo de cuidado. Con un palito de naranjo comience a limpiar las cutículas (extremo interior de las uñas) empujando hacia adentro de forma pareja. Ahora sí proceda a cortarse las uñas, ya que sus uñas se encuentran humectadas, lo que facilita la labor. Luego proceda a limar. Utilice ambas caras de la lima...

Exfoliación de pies con piedra pómez

Si contáramos la cantidad de pasos que damos a diario quedaríamos sorprendidos con las asombrosas cifras. Las tendencias de moda obligan a la mujer a usar calzado abierto, de tiritas o tipo sandalia que dejan al descubierto los lados de la planta del pie y lo dedos; a esto se le incrementa el uso de tacones. Como resultado de la rutina diaria la piel de esas zonas comienza a formar callosidades que arruinan el aspecto natural de los pies. Una exfoliación periódica de pies con piedra pómez podrá resolver el problema. La piedra pómez Es una roca, que la podemos encontrar de tamaño mediano, es de aspecto poroso y origen volcánico. Su porosidad se debe a la presencia de gases en el magma volcánico incluso al momento de enfriarse. Esta porosidad de la piedra pómez le permite retener agua lo que lo hace muy útil al momento de efectuar la exfoliación de los pies. Usted la encontrará en farmacias o supermercados, ya sea de color blanco o gris y de distintas formas para una fácil manipulación. Proceso de la exfoliación La acción de la exfoliación tiene como finalidad principal el remover la piel muerta de las plantas o dedos de los pies, y estimular la renovación celular de la piel. Estas callosidades pueden ser tratadas en casa fácilmente para evitar complicaciones a largo plazo. Primeramente debemos humedecer los pies para suavizar la piel, remojándolos en agua tibia por menos de media hora (algunas personas añaden leche en el agua)....

Piel rejuvenecida con parafina

Tratamiento con parafina en la mano De todo el cuerpo, la piel de los pies y manos es la que más está expuesta a los maltratos diarios. Uno de los métodos muy recomendados y usados por los spas es el tratamiento de parafina. La parafina aplicada sobre la piel la rehidrata y le devuelve esa sensación de suavidad y juventud que usted tanto añora. Equipos de tratamiento con parafina en casa Con la venta de equipos para casa como los de la marca Homedics, el tratamiento de parafina está dejando de ser exclusividad de los centros de Spa. Al menos en cuanto a manos y pies se trata. Antes se tenía que calentar la parafina en baño maría, ahora estos equipos la mantienen a la temperatura óptima para su aplicación. Cómo hacer el tratamiento Ya sea que usted caliente la parafina por el método tradicional de baño maría o por medio de un equipo caseros, usted debe aplicarlo correctamente para obtener los mejores beneficios. Antes de comenzar recuerde no emplear este tratamiento cuando presenta problemas como várices o si tiene heridas en la piel. Primeramente usted debe dejar calentando la parafina para que se derrita y se mantenga  a una temperatura agradable. Lávese las manos o pies, secándolos completamente. Puede sumergir el pie o la mano en el baño de parafina lentamente o puede ayudarse de una brocha limpia. La idea es que se forme una capa uniforme y de un grosor mediano. Los equipos caseros vienen con bolsas...