Todo sobre "crema"

Verdades y mentiras de la concha de nácar

La concha de nácar es una sustancia conocida también como madreperla que es segregada por muchos moluscos. La reconocemos no solo por su apariencia iridiscente, blanca y brillante sino por sus propiedades favorables para la cosmética y cuidado de la piel. Sin embargo no todo lo que se dice de la concha de nácar es cierto. Veamos estas verdades y mentiras que se usan con fines comerciales. Mentiras sobre la concha de nácar Una de las principales mentiras que nos dicen de la concha de nácar es que nos borrarán las cicatrices. Pero la palabra cicatriz es muy amplia en su concepto. Así si se trata de una cicatriz antigua por más que compre concha de nácar esta no desaparecerá por el contrario si ayudará a desmancharla y con esto a atenuar el aspecto visible. Otra mentira que solemos leer y que se trasmite por desconocimiento es la de añadir limón a la crema de concha de nácar. Uno de los ingredientes de la crema de concha de nácar es el ácido cítrico. Y más cuando se pretende hacer un compuesto casero con la concha de nácar propiamente dicho, se muele esta hasta obtener un polvo fino y a este polvo se le añade unas gotas de limón formándose una espuma y luego una crema que la usará de la misma manera a como aconsejan usar las cremas de concha de nácar comerciales. Verdades sobre la concha de nácar Por lo demás que se dice de la concha nácar...